INICIO CORREO ENLACES
 

 
LA HERMANDAD
Historia
Imágenes de culto
Escudo y vestimenta
Himno de la Hdad.
Revista cofrade
Iglesia-Sede
Festa de la Sang
COFRADES 
Actualidad cofrade
Hazte nazareno
Fotografías
Vídeos
Programa de actos
Banda
Coro Infantil
Historia de la S. Santa
 
 

HISTORIA DE LA COFRADÍA
 

 

La actual Hermandad de Nazarenos de la Purísima Sangre se constituyó el 21 de octubre de 1940, aunque es heredera de la antiquísima Cofradía de la Purísima Sangre de Nules, cuya fundación se remonta cientos de años atrás. Así lo constatan los Estatutos de la Hermandad del año 1940:

Fundada desde inmemorial por nuestros antepasados en la Iglesia denominada de la SANGRE, actualmente CAPILLA DE NUESTRA EXCELSA PATRONA NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD, una Cofradía denominada de la SANGRE, a consecuencia de la dominación marxista cuantos Estatutos o Reglas existían para su régimen interior han desaparecido.

De nuevo por la presente Regla y de conformidad en las disposiciones del Código Canónico en la propia Capilla se constituye o reconstruye dicha Cofradía, la que en lo Sucesivo se denominará HERMANDAD DE NAZARENOS DE LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE NUESTRO PADRE JESÚS EN SU PASO POR LA CALLE DE AMARGURA CON LA CRUZ A CUESTAS Y DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARIA EN SU MAYOR DOLOR Y AUGUSTA SOLEDAD.

Existieron cofradías de la Sangre en muchas ciudades valencianas a partir del Concilio de Trento, a mediados del siglo XVI. Normalmente los fines de estas cofradías eran el culto a la Pasión y Muerte de Cristo, la caridad con los enfermos y moribundos, la asistencia a los ajusticiados y otras obras de misericordia.

La referencia más antigua que hemos hallado sobre la Cofradía de la Purísima Sangre en Nules es el testamento de Catalina Royo, natural de La Mata, recogido en el Archivo de la Parroquia del Salvador de Burriana, según el cual el 12 de diciembre de 1597 Catalina Royo dispone lo siguiente: "done, deixe i llegue a la confraria de la Purisima Sanch de Nostre Senyor Deu Jesuchrist, que ara novament se funda en la vila de Nules, un retaulet de fusta sobredaurat, pintat a l.oli, ab la figura de Nostra Senyora de la Pietat, lo qual vull sia portat a dita confraria tant prest com aquella estiga cuberta eo acabada de obrar". 

Pocos meses después, el Consell de Nules, en su reunión del día 31 de mayo de 1598, teniendo presente que "la obra de la confraria de la Sanch de Jesus va molt avant, y que per a pasar.la avant que no pare y a necesitat de que la vila ajude en lo necesari", por unanimidad determinó que se ayudase en la construcción de la Iglesia de la Sangre mediante "jornal de vila". 

Dos años más tarde, al tiempo que se votaba la fiesta de San Vicente Ferrer, el "Consell General de la Vila" acordó: "que.s guarde la festa de la preciosa Sanch de Nostre Senyor Deu Jesucrist, puix la present vila te ja feta la esglesia de la confraria". Al día siguiente, don Pedro Manrique, obispo de Tortosa, dio su aprobación para la celebración en Nules de esta fiesta.

En principio, es de suponer que la cofradía participaba también en los rituales y actos devocionales relacionados con la Pasión del Señor. Sin embargo, no hemos hallado constancia de ello en los libros racionales de la Parroquia de inicios del siglo XVII; es probable que fuera el propio clero quien organizara la Procesión del Santo Entierro hasta bien entrado el siglo XVII. Sin embargo, sí consta que en 1623 la Cofradía de la Sangre sufraga la procesión del domingo de Pascua. En el racional correspondiente indica: "a 16 de abril professo y misa cantada de la Resurrectio del Señor, per los confrares de la Sanch de Jesuchrist y devots".

A partir de 1627 será la Cofradía de la Sangre la que de forma continuada se encargará de las celebraciones del domingo de Pascua y su Octava, con una única excepción: el periodo 1656-1669, en el que las fiestas fueron sufragadas por Dorotea Campa. Por lo que respecta a la Procesión del Santo Entierro, desde 1669 hasta 1769 los costes de la misma serán sufragados por diversas personalidades, siempre ligadas a la familia de los Llorens, el barón de Andilla, y sus herederos.

Por los libros racionales de la parroquia sabemos las fiestas que celebraba desde un principio la cofradía, pero a inicios del siglo XVIII, se produjeron algunos cambios: la cofradía no conservaba documentación alguna sobre su fundación, por lo que el Capítulo de la cofradía, celebrado el 11 de abril del año 1719, determinó solicitar a Roma nueva bula y lograr mayor número de indulgencias. El papa Clemente XI, en fecha 13 de septiembre de ese mismo año, concedió “nova bulla per.a dita lloable Cofadria, contenint differents indulgencies y jubileus plenisims y gracies, la qual fonch dada en Roma apud Sanctam Mariam Maiorem”.
La bula estaba escrita sobre pergamino, y al remitirla a Nules se acompañó de
“un trasllat de aquella autentich y fee fahent per.a que, ab mes facilitat, es comprehenguen les indulgencies concedides en aquella, dat en Roma als vint y sinc dies del mes de setembre mil setcents denou y autorisat, ab les sircunstancies degudes, per Juan Antoni Diccius o Viccius notari apostholich". En el documento se explican algunas circunstancias que son interesantes para conocer la trayectoria de la Cofradía y algunos de los cambios que en la época se produjeron, como el traslado de fecha de la festividad que la cofradía celebraba en el mes de septiembre y, para que no coincidiera con la de la celebración de la cofradía de la Misericordia, se trasladó al segundo domingo de octubre, actualmente la fiesta de la Virgen de la Soledad.

A principios del siglo XIX se inició el deterioro de la antigua Iglesia de la Sangre, puesto que el general Suchet y sus tropas ocuparon la iglesia durante la Guerra de Independencia, y al finalizar la invasión francesa la iglesia había quedado en un estado lamentable, y ya no volvió a abrirse al culto. Años más tarde fue utilizada como escuela municipal por el Ayuntamiento. Ya en tiempos de la República se utilizó como garaje y posteriormente como local destinado al fomento del empleo agrícola. En cualquier caso, la Cofradía de la Sangre perdió una parte muy importante de su patrimonio.

En tiempos de la Guerra de África, a finales del siglo XIX, se introdujo la costumbre de que los soldados que volvían del servicio militar salieran en procesión delante de la Minerva. De esa misma época data la tradición de que las mujeres de promesa, vestidas de luto, participen delante de la Virgen de la Soledad. También durante el siglo XIX se fue consolidando la nueva devoción por la primitiva imagen del Nazareno, cuyas características artísticas y autor desconocemos en la actualidad, relegando a la propia imagen de la Sang  a un plano secundario y empezando a conocerse más popularmente como "nazarenos".

Tras la Guerra Civil (1936-39) la sociedad nulense empezó a reorganizarse. El 21 de octubre de 1940 el Vicario General de la Diócesis de Tortosa, a la cual pertenecía Nules, aprobó las reglas de la “Hermandad de Nazarenos de la Preciosísima Sangre de Nuestro Padre Jesús en su paso por la calle de amargura con la cruz a cuestas, y de la Santísima Virgen María en su mayor dolor y augusta Soledad”, nombre con el que un grupo de cofrades quiso reconstruir la Cofradía de la Sangre, con sus correspondientes tradiciones, vestimenta, símbolos, parte del nombre, etc. aunque figurando como titular de la Hermandad el nuevo paso del Nazareno encargado a D. Enrique Giner Canet, prestigioso escultor de Nules. En 1942 Enrique Giner ya tenía tallada la imagen titular de la hermandad, por la que la Hermandad pagó 3500 pesetas, aunque su labor estuvo condicionada por la necesidad de que el rostro y las dimensiones se parecieran a las de la antigua imagen, quemada en agosto de 1936.

Durante la década de los años 40 la Hermandad fue ampliando su patrimonio con el resto de pasos procesionales, pese a ser años de grandes dificultades económicas. La mayoría de los pasos fueron regalados por familias de Nules.

La Hermandad participaba en las procesiones con las imágenes del Nazareno, San Juan, Cristo Crucificado, la Virgen de los Dolores y la Piedad. Además, contaba con la imagen de la Sang de Vicenta Gozalbo, que se prestaba a la Hermandad hasta finales de los años 50, cuando se creó el Ecce Homo y la cofradía que lleva su nombre.

En los años posteriores a la Guerra Civil un cofrade regaló a la Hermandad una Cruz de unos dos metros de altura con unas vigas de su casa, la cual durante el conflicto bélico sufrió graves desperfectos pero nunca llegó a derrumbarse. Dicha Cruz continúa procesionando como cierre de la Hermandad.

Hasta 1951 no existió otra cofradía de Semana Santa, y los Nazarenos de la Purísima Sangre se encargaban de organizar las celebraciones colaborando con la Parroquia. Fue a partir de esta fecha cuando en el seno de la Hermandad surgió la sana inquietud por crear nuevas cofradías en la población que se unieran a la única existente.

A finales de los años 50 la Hermandad cambió sus túnicas, que hasta entonces seguían el modelo de las de la Cofradía de la Sangre, e incorporó la capa dorada. Por otro lado, en torno al año 1968 se adquirió un nuevo sepulcro para la imagen de Cristo yacente, sufragado gracias a los donativos que la Junta de la Hermandad pudo recoger.

Una fecha especialmente importante fue la de 1996, año en el que se creó la Banda de Bombos y Tambores, que durante estos 13 años se ha convertido en uno de los grupos más activos y participativos de la Hermandad, llegando a sumar más de 40 componentes. Ya en 2003 se crearía la sección de Cornetas, que en la actualidad cuenta con 10 cofrades.

En el año 2000 los Nazarenos organizaron el I Pregón de Semana Santa de Nules, en el cual actuó como pregonero D. José Blas Molés Alagarda, Alcalde de Nules, y como presentador D. Miguel Huesa Safont, veterano cofrade.

En el año 2001 la Hermandad fue invitada a participar en la procesión de “Les Tres Caigudes”, en las fiestas de la Magdalena de Castellón, que se celebra el 3º Domingo de Cuaresma como colofón a la romería de las cañas.

En el año 2002, coincidiendo con la celebración en Nules de la XI Procesión Diocesana, se apoyó la organización de la Jornada de Convivencia Cofrade Interdiocesana de Semana Santa, y la I Muestra de Artesanos de Semana Santa. El 29 de marzo de ese mismo año, día de Viernes Santo, la Hermandad nombró Cofrade Mayor Honorario a la Benemérita Institución de la Guardia Civil, en agradecimiento por custodiar cada año el paso del Santo Sepulcro. Ese año, la Guardia Civil custodió también el paso del Nazareno en la procesión del Santo Entierro.

Entre el año 1998 y el 2003 se sucedieron diversos actos de hermanamiento con Cofradías de localidades vecinas, destacando la Cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía de Moncofa, la Cofradía de la Purísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Virgen de la Soledad de Vila-real y la Junta Central de Cofradías de Vila-real, participando en las procesiones de dichas poblaciones, y creándose con ellas lazos de unión y colaboración que esperamos seguir consolidando.

Desde el año 2006 la Hermandad empezó a publicar “El Nazareno”, el boletín de información cofrade, coincidiendo con los días previos a la Semana Santa, publicación ya consolidada y que se intenta mejorar año tras año.

Durante el año 2007 la Hermandad consiguió restaurar la túnica del paso de nuestro titular, el Nazareno de Enrique Giner, únicamente gracias a las aportaciones de los cofrades, recuperando el esplendor de unos bordados y una tela que con el paso de los años presentaban un aspecto muy deteriorado. También en 2007 la Hermandad fue invitada a desfilar por primera vez en la Procesión del Santo Entierro de Mascarell y en la Procesión del Cristo del Calvario de Alfondeguilla, donde ha vuelto a estar presente en 2008.

En 2009 la Hermandad ha recuperado para los portadores de la Santa Cruz con la sábana del descendimiento la figura de los Clavarios de la Sangre con su indumentaria original, tal como vestían los cofrades cuando hasta que en los años 60 se sustituyeron por las actuales. Se trata de una túnica morada, con cola de un metro cincuenta centímetros de larga, antifaz negro con cartonera de ochenta centímetros de alta, cinturón de color rojo encarnado y de siete centímetros de ancho y cinta pendiente del cuello del mismo color con las insignias, zapatos o sandalias de color negro sin adorno alguno, con calcetines del mismo color y guantes blancos.

En 2010, la Hermandad celebró sus 70 años de existencia con un solemne y emotivo acto en la Iglesia del Convento, presidido por Ilustrísimo Monseñor D. Ignacio Pérez de Heredia y Valle, Prelado de Honor del Papa y Capellán de la Casa  Pontificia. En este mismo acto se entregó la distinción de Cofrades Honoríficos a D. Ramón Capella Herrero, D. Vicente Bertomeu Flich y D. José Bruno Ballester, en agradecimiento a su larga trayectoria al frente de la Hermandad.

Desde el año 2011 los nazarenos vuelven a organizar la fiesta de la Preciosísima Sangre, como era tradicional desde su fundación, convirtiéndose en la gran celebración anual de la Hermandad y día de encuentro de todos los cofrades. Además, a partir de 2012 se celebra en dicho día la imposición de medallas a los nuevos cofrades, y participan los niños cofrades que han tomado la comunión en dicho año.

En 2015 la Hermandad ha celebrado con numerosos actos religiosos, musicales y culturales los 75 años de su refundación de posguerra, destacando la exposición "Medallas de la Semana Santa de España" y la Exposición histórica de la Hermandad", inauguradas el 27 de marzo, día de la Virgen de los Dolores, por el Sr. Obispo de la Diócesis, D. Casimiro López. Igualmente, se realizó en la iglesia del Convento el concierto "Cantata Mare Dolorosa", en el que participaron la Banda Artística Nulense, el Coro Santo Ángel de Vall de Uxó y el Coro y coro infantil de Música Viva. Cabe destacar también la solemne misa a la Virgen de los Dolores, la charla sobre la historia de la cofradía por parte de Vicent Felip, el concierto de la A.M. Virgen de Gracia de Vila-real, la edición de un sello conmemorativo de correos y la composición por parte de Enrique Polo y Miguel Ángel Martínez de un himno para la Hermandad. Además, la Festa de la Puríssima Sang de 2015, año de la refundación, estuvo presidida por el Eminentísimo y Reverendísimo Cardenal Carlos Amigo Vallejo.

En 2016 se consiguió constituir el coro infantil de la Hermandad, como una nueva sección dentro de la cofradía. Actualmente está formado por unos 20 niños y dirigido por Rosa Roglá. Y ya en 2017 la Hermandad recibió en donación y restauró para el culto la antigua imagen de Sangre del estilo Ecce Homo, de la  familia Gozalbo Dualde, que queda expuesto de manera permanente en la Iglesia Arciprestal.

En la actualidad, la Hermandad está integrada por más de 400 cofrades.


FUENTES:

FELIP SEMPERE, V. Recull per a una història de Nules, vol. I, Nules, Caja Rural San José de Nules, 2000, pp. 71-133.

FELIP SEMPERE, V. Recull per a una història de Nules, vol. II, Nules, Caja Rural San José de Nules, 2000, pp. 215-275. (leer artículo)

TORRES MIRALLES, J. Nules, su parroquia arciprestal, Nules, Ayuntamiento y Caja Rural San José de Nules, 1994,  pp. 300-302.

SEGURA MORENO, P.L. "A la Puríssima Sang de Jesucrist", en La Sang, Boletín informativo de Semana Santa, nº6 marzo-abril 2006, Vila-real, M.I. Cofradía de la Purísima Sangre, pp. 39-47

FELIP SEMPERE, V.: "La devoción de Nules a Nuestra Señora", en Actas de Asamblea extraordianria de al Asociación de Cronistas Oficiales del Reino de Valencia, Orihuela, 2006, pp.: 335-359.

FELIP SEMPERE, V.: "El retaule de la capella de la Soledat de Nules. Antecedents. la Mare de Déu de la Soledat i la confraria de la Puríssima Sang", en B.S.C.C., Castellón, 2005, Vol. LXXXI, pp.: 979-998.

 


 

 

 

  PÁGINA WEB OFICIAL

Dirección: C/ Pedro Alcázar nº 44 - 1º (12520 Nules)

Teléfono: 964.67.04.93 - 620.39.62.61

E-mail: info@nazarenosnules.es

Aviso Legal

  HERMANDAD DE NAZARENOS DE LA PURÍSIMA SANGRE - NULES © 2006-2017