INICIO CORREO ENLACES
 

 
LA HERMANDAD
Historia
Imágenes de culto
Escudo y vestimenta
Himno de la Hdad.
Revista cofrade
Iglesia-Sede
Festa de la Sang
COFRADES 
Actualidad cofrade
Hazte nazareno
Fotografías
Vídeos
Programa de actos
Banda
Coro Infantil
Historia de la S. Santa
 
 


IGLESIA - SEDE
 

CONVENTO - IGLESIA DE LA SAGRADA FAMILIA

Horario de visitas al templo: Martes de 16 a 19h. y domingos de 11 a 14h.

Situado en el corazón del barrio de San Juan, el Convento, como se conoce popularmente, es una de las iglesias más emblemáticas de la ciudad, y actualmente es la iglesia donde se veneran todos los pasos procesionales de la Hermandad.

El autor de los planes del Convento fue fray José de la Concepción, arquitecto de la Provincia Carmelitana de Aragón, quien puso la primera piedra el 9 de junio de 1675. En 1679 el nuevo convento estaba ya disponible para poder ser habitado por la comunidad de carmelitas, aunque las obras no estaban concluidas. El 24 de agosto fue trasladado el Santísimo desde la parroquia de San Bartolomé al nuevo Convento.

En 1688 se inició la construcción del templo del Convento. El proyecto seguido fue el de fray José de la Concepción, pero las obras avanzaron con lentitud debido a la Guerra de Sucesión y la escasez de medios. La comunidad dedicó el templo a la Sagrada Familia en el año 1705. Las obras continuaron: la majestuosa fachada de piedra se concluyó en 1717, y se caracteriza por su elegante desnudez, alejada del barroquismo imperante en la época. Ese mismo año se concluyeron las obras y se hizo la solemne bendición del templo, trasladando al Santísimo desde la provisional capilla del Convento a la nueva Iglesia. La iglesia presenta tres naves: la central de mayor anchura, y las laterales que albergan 3 capillas a cada lado. También existe un crucero, en cuyo extremo oeste se ubica la capilla de San José. El presbiterio es de testero plano, y alberga una espaciosa sacristía en su parte trasera. Sobre la puerta de entrada se ubica el coro.
 





 

 



 



 

Los distintos priores de la comunidad fomentaron la ornamentación de la iglesia, con retablos, imágenes, pinturas, etc. En 1727 se instaló una nueva biblioteca y el archivo.

En 1809, en plena Guerra de Independencia, se había decretado la supresión de las órdenes monacales y la incautación de sus propiedades. Por ello la comunidad de Nules escondió todos los objetos de valor que tenía antes de la llegada a nuestra ciudad de las tropas del general Suchet. Con el decreto de Fernando VII en 1814 se ordenó la devolución de todas las propiedades a los religiosos, volviendo los clérigos a la vida monacal. Sin embargo, esta situación de estabilidad duró poco, ya que la Desamortización de Mendizábal supuso en 1835 la definitiva desaparición de los monjes de la comunidad de Nules. El Convento fue saqueado y devastado, y solo la iglesia permaneció abierta al culto. A pesar de los saqueos, permanecía en pie además de la iglesia los tres claustros y las habitaciones. Hacia 1890 se rehabilitó el convento, y fue ocupado por monjas clarisas procedentes del Convento de Onda, que lo habitaron hasta estallar la guerra civil.

La guerra civil supuso de nuevo el saqueo del convento, la destrucción de las imágenes, el retablo mayor y el coro, la profanación de tumbas de religiosas... y la sacristía se empleó como lugar de fusilamiento. Tras la guerra, las monjas regresaron al convento y lo encontraron totalmente devastado. Regiones Devastadas inició con prontitud su rehabilitación, y se pudo restaurar la vida regular de la comunidad de monjas. La Iglesia del Convento también fue rehabilitada con prontitud, ya que era la más grande de cuantas habían quedado en pie en la ciudad tras el conflicto bélico. De hecho, hasta 1964 la iglesia-convento de la Sagrada Familia fue la Iglesia Mayor de la ciudad. En la reconstrucción se sustituyó los elementos barrocos de la bóveda, el crucero y la cúpula por otros de estilo más clasicista, en consonancia con la fachada. El cambio más destacado se produce en la cúpula, donde se sustituyen los óvalos y las hojas de cardo por casetones. Por el exterior mantiene su perfil rebajado. La capilla de San José es sin duda la mejor de cuantas se conservan, con una elegante decoración de las pechinas y la cúpula ovalada, y un retablo que esconde bajo su actual estucado una fina capa de cubrimiento en oro.
 

En pleno descenso del número de monjas en la comunidad, en 1972 abandonaron el convento de Nules para juntarse con las monjas de la comunidad de Onda. Esto supuso el fin del Convento, ya que en 1977 las instalaciones de la Comunidad fueron vendidas a una empresa constructora que levantó grandes edificios. Tan solo se conservó la Iglesia y su plaza cerrada por un muro de piedra. El conjunto fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1980.

Tras varios años sin intervenir en la conservación de la Iglesia, ésta se tuvo que cerrar al culto a mediados de la década de los 90. De nuevo los pasos de nuestra Hermandad, que se alojaban en el Convento desde la degradación de los años 1970 y posterior intervención en la Iglesia de la Sangre (la primitiva sede de la Hermandad) tuvieron que peregrinar por otros espacios religiosos. Después de largas gestiones, en verano del año 2000 empezaron las obras de rehabilitación, que concluyeron el 23 de marzo de 2002. Desde entonces el Convento vuelve a ser la "casa" de la Hermandad y de todos los cofrades.
 

FUENTES:

TORRES MIRALLES, J. Nules, su parroquia arciprestal, Nules, Ayuntamiento y Caja Rural San José de Nules, 1994,  pp. 187-208.

FELIP SEMPERE, V. Recull per a una història de Nules, vol. I, Nules, Caja Rural San José de Nules, 2000, pp. 173-202.

 


 

 

 

  PÁGINA WEB OFICIAL

Dirección: C/ Pedro Alcázar nº 44 - 1º (12520 Nules)

Teléfono: 964.67.04.93 - 620.39.62.61

E-mail: info@nazarenosnules.es

Aviso Legal

  HERMANDAD DE NAZARENOS DE LA PURÍSIMA SANGRE - NULES © 2006-2017